Los procesos creativos como lugar de rencuentro.
El bosque, el lugar donde “vivir profundamente y
prescindir de todo aquello que no fuera vida…”

Si estás interesado en reconectar: escuchar a los que habitan los bosques,  fluir al ritmo natural de todo lo sagrado, perderte entre carballos y castaños, caminar en bosques de lobos con tus botas bien mojadas para calentarte después al calor de la leña...las puertas de mi casa están abiertas para ti.